Contéstame A Esta Pregunta: ¿Eres Un Consumista ?

shopping-879498_1920

Pixabay: Compras, consumismo

El consumismo es la acumulación de productos, compras recurrentes y consumo de bienes y servicios considerados no necesarios y que es a la vez  un signo de status y prestigio dentro de un grupo social y económico.

También se puede describir al consumismo como una actitud que condiciona la felicidad personal a la compra de bienes y servicios. “Cuánto más compro, más feliz soy”.

El consumismo ha empezado y se ha desarrollado a lo largo del siglo XX con la aparición de la mercadotecnia y publicidad, herramientas que fomentan el consumo desmedido creando nuevas necesidades en el consumidor. El consumismo ha empezado en el mundo occidental pasando luego a otras regiones, haciéndose popular el término de sociedad de consumo para denominar al consumo masivo de productos y servicios.

clothing-store-984396_1920

Pixabay:Tienda de ropa

Luego de la aparición del capitalismo en Europa occidental la adquisición de bienes se constituyó en el criterio fundamental para alcanzar el status de gran hombre y se otorgaba el mayor prestigio a las personas que acumulaban y sostenían la mayor fortuna. Construían grandes mansiones, se vestían en forma elegante, usaban las joyas más caras y hablaban con desprecio de las clases empobrecidas. La publicidad y los medios de comunicación masiva instaban a la clases media y baja a dejar de ahorrar y a comprar y consumir grandes cantidades de bienes y servicios. De ahí que los que buscaban prestigio en la clase media confirieron el más grande prestigio al consumidor más importante y conspicuo.

Hoy en día el consumo de bienes y servicios es inevitable, esto parte de que como seres humanos tenemos una serie de necesidades y para cubrirlas los adquirimos a cambio de dinero. Pero en los últimos tiempos este sistema comercial está desarrollándose a pasos agigantados produciéndose una obsesión de comprar por parte de los consumidores y de vender por parte de los comerciantes.

Compradora convulsiva o consumismo

Pixabay: Puesto de revistas

Todos, por supuesto en algún momento realizamos un tipo de compra innecesaria que muchas veces puede ser por falta de información. Estos casos se pueden decir que son solamente errores porque el bien que se ha adquirido era necesario para realizar una cierta actividad, pero al momento de comprar no nos fijamos en el tamaño o en la calidad o si tenía tal o cual aditamento para el fin que estábamos adquiriendo y como resultado no nos sirve y lo dejamos a un lado sin usarlo. Esto no es consumismo.

Pero en cambio, por ejemplo, si compramos una máquina especial para hacer determinada gimnasia a pesar de que tenemos otra que cumple las mismas funciones solo porque la hemos visto en la televisión, nos ha gustado y la propaganda nos ha convencido. Este es un caso de consumismo. Pero también si compras cinco televisores de los cuales cuatro no los usas o compras un libro que luego no te apetece leer o compras alimentos que se tiran sin consumir y así…

Consumismo (2)

Pero hay que aclarar de que no todo consumo innecesario es consumismo puede ser un error como dijimos anteriormente.

La publicidad se encarga de mostrarnos los productos, servicios e ideas de tal manera que creemos que eso es lo que exactamente estamos necesitando. La publicidad crea en nosotros esa necesidad y caemos comprando lo que no necesitamos. No nos detenemos a reflexionar sobre la verdadera necesidad de adquirir ese producto y sobre el impacto o perjuicio que este exceso puede tener en nuestra economía.

shopping-565360_1920

Pixabay: Muchedumbres comprando, consumismo

La publicidad es una forma efectiva de comunicar los beneficios y cualidades de un determinado producto o servicio y que en algunos casos son publicidades muy creativas y bonitas y no en pocos casos tocan la parte emocional de la persona para convencerla de que debe comprar. Lo malo es que a veces estas propagandas son tan persuasivas que hacen que para una determinada persona la compra de ese producto se convierta en algo esencial a la existencia humana es decir significa la vida o la muerte.

Ahora en nuestros tiempos es muy fácil pasar del consumo al consumismo o sea que estamos viviendo una época de desenfreno de comprar bienes y servicios que en algunos casos se acumulan sin ninguna utilidad o necesidad solo con el objeto de poder conseguir esa felicidad y confort que todos ansiamos. Will Smith dice “Gastamos dinero que no tenemos, en cosas que no necesitamos, para impresionar a gente que no nos interesa”.

Sé quién soy y a dónde pertenezco por lo que consumo. Ahora en nuestros tiempos la muestra del estatus ya no es la capacidad para crear cosas sino la posibilidad de adquirirlas. Si no pertenezco a la lógica del consumo, no estoy social ni económicamente posicionado.

Ahora bien ni el consumo ni el consumismo es inmoral. Lo que sería inmoral sería ser consciente de que es un consumista y no hacer nada para remediarlo. Prueba de esto es que si tu, por ejemplo, después de haber comprado un producto te arrepientes al darte cuenta del error que has cometido, pero no tienes voluntad para parar este comportamiento y lo vuelves a hacer en la primera oportunidad.

gift-444519_1920

Pixabay: Regalos de Navidad, consumismo

La Navidad es una época del año donde podemos encontrar mucho consumismo, porque    nuestra cultura nos dice que en esta época  no debemos escatimar gastos y compramos  innumerables regalos para nuestra familia, compañeros de trabajo y amigos muy cercanos y queridos. Y es así como encontramos en las calles de nuestras ciudades muchedumbres de gente haciendo sus compras de Navidad.

Con todo lo que has leído ¿crees que eres un consumista o no?

Fuente: http://www.monografias.com/
http://blogs.gestion.pe/
https://artir.wordpress.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *