Una mala perspectiva para un comprador compulsivo

Compras compulsivas

Pixabay: Compra compulsiva

La característica de un(a) comprador compulsivo(a) es el deseo irresistible de comprar algo sin que exista ninguna necesidad, suele estar relacionada con transtornos depresivos y de baja autoestima.

El perfil típico de una persona compradora compulsiva es una mujer de 30 años que ha empezado comprando ropa, zapatos, joyas, carteras, maquillajes y que ahora sigue comprando sin tener necesidad. Pero también hay hombres que lo hacen, pero éstos compran más aparatos eléctricos, productos informáticos y herramientas para la casa. Sin embargo las mujeres son las que más buscan la ayuda de un profesional y generalmente van a la consulta acompañadas de un familiar.

clothing-store-984396_1920

Pixabay: Tienda para el consumidor compulsivo

Todo el mundo cae por una tienda, un supermercado, una boutique para dar rienda suelta a su condición de consumidor. Toda ocasión es perfecta para regalarse a si mismo o comprar un regalo para otra persona sin escatimar gastos.

A estos compradores compulsivos realizar una compra les genera un satisfacción inmediata. A diferencia del comprador ocasional el comprador compulsivo pierde interés en el objeto que ha comprado con la misma rapidez con la que compró. Y es así como tiene en su casa muchos productos sin estrenar. Otras veces por vergüenza o remordimiento ocultan o destrozan el objeto comprado. Pero este sentimiento de culpa solo se puede aliviar con otra compra.

Compradora compulsiva (3)

Pixabay: Ropa para una compradora compulsiva

El comprador compulsivo se encuentra atrapado en un círculo vicioso. Las emociones negativas como la ira, la tensión conducen a comprar.A la vez la compra les conduce a sensaciones de angustia y depresión a corto plazo que solo pueden superar con otra compra, y así la cosa es interminable.

Estos compradores compulsivos hacen compras por sumas más altas del dinero que disponen comprando a crédito y poniendo en peligro las finanzas de su familia, para satisfacer su necesidad de comprar.

El comprador compulsivo siente una excitación semejante a la del juego, la droga o el sexo y al igual que éstas se apaga antes de llegar a la casa con las compras y aquí empiezan los remordimientos, las peleas en la familia por las compras exageradas, (½ docena de zapatos casi iguales o blusas iguales de diferente colores) comienza la depresión y ansiedad que solo se apaga con una nueva compra. Concretar una compra les genera una satisfacción inmediata.

sala de exposición

Pixabay: Artículos para una compradora compulsiva

¿Será una conducta adictiva?

Se parece mucho a lo que se llama trastorno del control de impulsos como la cleptomanía o el vicio de robar; se diferencia de ésta en que la persona paga por lo que ha comprado, pero desfalca a su familia y no pueda hacer frente a su deuda.

La necesidad compulsiva de comprar es un signo de algún transtorno psicológico. Es una patología cuando se mantiene durante mucho tiempo y cuando para la persona y su entorno trae consecuencias negativas además de dilapidar su dinero dilapidan su tiempo.

cosmetics-1078712_1280

Pixabay: Cosméticos para una compradora compulsiva

¿Cómo se desarrolla la compra compulsiva?

En unos casos de tanto comprar queda como costumbre, luego viene la necesidad de comprar, es decir la conducta compulsiva y en otros casos como evasión para hacerle frente a los problemas personales. Para diagnosticar si la persona tiene el cuadro patológico se utilizan estos criterios como referencia:

  • Impulsos excesivos  de comprar que producen problemas personales y familiares.
  • Repetición del acto de comprar, pese a las consecuencias que trae esta conducta para la persona.
  • Necesidad urgente e irreprimible de comprar.
  • No poder controlar los gastos.
  •  Consecuencias negativas de carácter personal familiar, laboral, social.
boutique-602444_1920

Pixabay: Boutique donde comprará una compradora compulsiva

El tratamiento consiste en tomar conciencia de la adicción a través de terapia individual o grupal. Los compradores compulsivos pueden encontrarse en todos los niveles socioeconómicos no es prerrogativa de ninguna clase social ni económica, compran cosas para si mismos o para otros. Por ejemplo una madre de familia compra ropa y juguetes para sus hijos innecesariamente y con mucha frecuencia.

¿Estarás tú en esta situación de comprador(a) compulsiv(a) que compras porque te satisface comprar sin que realmente lo necesites, te da placer hacerlo, te sientes bien momentáneamente y luego más tarde te arrepientes. Usas lo que has comprado o lo ocultas? Si es así cambia tu actitud ahora que lo puedes hacer, porque más tarde va a ser más difícil. Y si realmente no puedes hacerlo tu sola consulta con un especialista en adicciones cuanto antes. ¡Piénsalo!

Comprador Compulsivo

 

Fuentes:http://www.cat-barcelona.com/
http://www.centroima.com.ar/
https://es.wikipedia.org/wiki/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *