¡Cuidado! No Cometas Los Mismos Errores Que Los Emprendedores Inexpertos

Errores de inexpertos

Pixabay: Emprendedor inexperec o que ha cometido muchos errores

Es muy frustrante para los emprendedores novatos quedar estancados en sus negocios porque el negocio que habían emprendido en forma tan optimista y con tantos augurios no está dando sus frutos como esperaban debido a  muchos factores que podrían ser la falta de clientes o porque su producto no ha sido muy bien  aceptado en el mercado o por una infinidad de causas.

Con el objeto de subsanar estas falencias  trataremos de nombrar 10 errores que cometen los emprendedores principiantes:

Comenzar el negocio a lo grande.

Mucho emprendedores empiezan su negocio a lo grande. Es un error. Montan una oficina elegante, a lo grande, contratan mucho personal sin haber siquiera ganado un céntimo. No conocen el mercado y sus necesidades. Invierten demasiados recursos. Se tiene que llegar primero al cliente potencial para que la inversión dé buenos resultados.

No conocer cuál es su propuesta de valor.

Es decir no tener claro cuáles serán los beneficios que recibirán los clientes con el producto o servicio que el emprendedor está llevando al mercado y la remuneración que obtendrá a cambio. Si el emprendedor no tiene claro esto no lo podrá explicar al inversionista que quiera trabajar con él, ni a los clientes, ni al mercado.

No acercarse al cliente adecuado.

El primer acercamiento que tienen los jóvenes emprendedores con los clientes es a través de la familia o los amigos. Pero es aconsejable que le pierdan el miedo al mercado y se acerquen a personas que no los conocen y que con seguridad harán una crítica al negocio. Acércate a esos clientes potenciales; te conviene.

Enamorarse ciegamente de la idea.

Errores de principiantes

Pixabay: Error de la emprendedora inexperta que está enamorada de su idea

La realidad nos dice que ningún emprendimiento es único y que tampoco puede funcionar para todos los clientes. Es un error  no saber cuando los emprendedores deben continuar con el negocio o pararla antes de que fracase. Toda persona que ha empezado con un emprendimiento piensa que su idea es la mejor, pero con el paso del tiempo el mismo mercado se ocupa de ponerle trabas para que no siga por ese camino y porque su emprendimiento no es viable ni tecnológica, ni financieramente.

Pensar que puedes hacerlo todo tu solo

Es un error muy grande pensar que un emprendedor todo lo puede hacer  por si  solo. Por muy preparado que esté un emprendedor no puede hacer todo y además  para tener una visión completa de su negocio necesita de otras personas con experiencia para que manejen los temas tecnológicos, temas legales, recursos humanos, etc. porque el mismo emprendedor no tiene la capacidad ni los conocimientos para hacerlo.

No trates de hacerlo todo, tu negocio va a sufrir porque tú no tienes la experiencia que necesita cada área. Tu tiempo vale mucho. Piensa en dónde deberías invertir tu tiempo y tu energía.

Si no quieres todavía formar un equipo, una buena idea sería terciarizar es decir delegar temas de tecnología web o de distribución de productos y otras cosas a una organización externa.

Ser demasiado optimista

El emprendedor novato siente tanta emoción ante el negocio que está emprendiendo, que no se da cuenta que ha cometido pequeños errores porque no los ha considerado, los ha saltado, no ha estudiado bien el mercado e hizo suposiciones muy optimistas sobre su negocio sobrevalorando la demanda del producto y subestimando el tiempo requerido para tener su primer cliente.

No evaluar el modelo de negocio

Es importante poner a prueba el negocio, no hacerlo es un gran error,  para esto se puede contratar los servicios de una pequeña empresa para que la evalúe y para que los expertos den su criterio y sepamos si nuestra empresa es un modelo rentable o no. Sus consejos podrían guiar hacia una estructura más viable y con mayor sentido empresarial del que se tiene en este momento

Exagerar con los precios

A veces los emprendedores jóvenes ponen los precios demasiado bajos para atraer clientes o demasiado altos pensando que este valor merece el producto. Cualquiera de los dos es un gran error y podría acabar con cualquier negocio. Investigar para saber lo que los de la competencia están cobrando es muy aconsejable. También es buena idea preguntar a los clientes por su presupuesto, así se sabrá cuánto se debe cobrar, minimizando el riesgo de cobrar muy poco o sobrevalorar los productos o servicios.

No escuchar el consejo de otras personas.

Algunos emprendedores principiantes no aceptan nada que pueda aportarle un trabajador si es que es un subordinado suyo. Grave error. Según  el emprendedor novato “él solo, sin ayuda de nadie, ha conseguido levantar su empresa, o sea ¿para qué oír a otra persona que a su parecer no ha conseguido nada?”

No tener una estrategia de crecimiento.

Muchos principiantes cometen el error de no buscar el crecimiento de su empresa, que es algo fundamental. No aplican estrategias como por ejemplo vender en mercados nuevos los productos que están vendiendo actualmente, obtener nuevos clientes dentro de la región donde trabajan, desarrollar nuevos productos, ofrecer a los clientes productos que todavía no han comprado. De esta manera dejan de buscar el crecimiento de la empresa, lo que causa que ésta quede estancada o camino a la quiebra.

Hacer del lugar de su negocio una especie de cárcel

Errores de emprendedores

Pixabay: Emprendedora inexperta que dedica demasiadas horas a su trabajo

Es un error lo que hacen muchos  emprendedores jóvenes de hacer el lugar de su negocio un lugar de encierro, dedicándole más horas al trabajo que las necesarias, abandonando su hogar y otras actividades necesarias como las culturales, deportivas y de otra índole. Se convierten en esclavos de su propio trabajo y trabajan más que sus empleados para darles ejemplo, según dicen; sin darse cuenta que este comportamiento no reditúa.

Trabajar en un nuevo emprendimiento no es tarea fácil. Hay que considerar muchos factores que son imprescindibles para llevar el negocio a buen puerto sin cometer errores. No rendirse fácilmente, pero tampoco insistir mucho tiempo en un negocio que a las claras no tiene futuro. Creo que es una buena idea seguir el consejo de personas experimentadas en los negocios para no caer más tarde en la frustración y el fracaso, habiendo perdido el capital y el tiempo invertido.

Fuentes: http://www.forbes.com.mx/5-errores-de-emprendedores-inexpertos/

http://peru.com/actualidad/economia-y-finanzas/toma-nota-7-errores-que-cometen-jovenes-emprendedores-noticia-343689

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *