¡Maravilloso! Come Postres Y Pierde Peso.

 

cheesecake-1739972_1920

Cheesecake para el postre

Si, siempre habíamos oído decir que los postres, dulces y golosinas hacían que ganáramos peso y por este motivo no comíamos estas cosas, aún cuando nos moríamos de ganas de hacerlo, todo en pro de mantener la línea y no sentirnos culpables.

Para muchas personas el postre es lo más atractivo de un almuerzo o cena debido a su sabor, su colorido y su presentación. Los postres más populares son las tortas, las tartas, los flanes, mousses, los helados, etc. Pero ahora, increíblemente nos dicen que los dulces y postres no solo no nos engordan sino que hasta nos hacen perder peso quemando grasa abdominal. ¿No es fantástico? Pues así es.

Toda la vida los postres han tenido un sentido maravilloso, casi mágico para niños y adultos; se pudiera decir que hay muchas personas que no pueden pasar el día sin una golosina. Ahora ya podrán comer sin ningún sentimiento de culpa: brownies quemadores de grasa abdominal, cheesecakes saludables, donas cubiertas de chocolate y otras delicias.

donuts-643277_1920

Donut de postre

Existen estudios científicos que comprueban que puedes bajar de peso comiendo postres. Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Atenas comprobaron con estudios científicos que se puede bajar de peso comiendo postres. Realizaron esta investigación con 2 diferentes protocolos:

Las personas que comieron cuatro veces al día postres, perdieron más peso, bajaron su presión arterial, tuvieron menos insulina por las mañanas y presentaron mejores niveles de leptina que es una hormona que suprime el apetito.

Mientras que las personas que comieron postre una vez por semana, siguiendo la misma dieta no tuvieron estos mismos resultados.

Todo esto tiene una lógica aplastante. Si sigues esta dieta y te gusta lo que comes quedas satisfecho y no buscas qué más comer, pero si sigues una dieta que no te gusta, al poco tiempo estarás buscando con qué satisfacer tu apetito o tus ganas de comer algo rico, terminarás haciendo trampa y seguirás comiendo con sentimientos de culpabilidad y pensamientos como éste “ya lo arruiné todo, mejor sigo comiendo ”.

helado

Helado como postre

Pero esto no quiere decir que puedes comer cualquier cosa. Los postres con azúcar, sin grasa, ni proteínas están totalmente prohibidos. Cuando tu insulina se eleva después de comer un postre tradicional con mucha azúcar u otros carbohidratos y bajo en proteínas y grasas, la insulina cae y te deja con la sensación de cansancio y sin energía.

Además te quedas con un antojo muy grande, y sobre todo una necesidad de comer algo dulce para que la insulina vuelva a sus niveles normales.

Ahora lo que sigue es muy interesante, y tómalo muy en cuenta. “Las dietas que te privan de todo lo que más te gusta están proyectadas para fallar”.

Por fin nos dan paso libre para comer el postre que nos gusta y poder adelgazar. ¡Qué maravilla!

Existen ingredientes que podríamos llamarlos “pecaminosos”porque te quitan energía, perjudican el balance de tus hormonas, en una palabra entorpecen tu dieta haciéndola muy difícil e imposible de perder peso.

En cambio, con los ingredientes que han sido estudiados y probados por el “Ángel de los Postres” no solo obtendrás postres deliciosos, sino que también bajarás de peso, equilibrarás tus hormonas, te mantendrás joven, contento y con mucha energía.

cheesecake-1559403_1920

Cheesecake de postre

Si no te gusta privarte de todas las comidas que te gustan por semanas y meses para tener ese peso y figura que deseas y te gusta la idea de comer postres que no saboteen tu dieta, come ese pastel que tanto deseas con la seguridad de que no te hará engordar por el contrario perderás peso, porque está hecho con buenos ingredientes.

Si te animas y sigues esta fácil dieta, los beneficios serán:

  • Que no tendrás que probar una y otra dieta, fracasando cada vez, sin apenas perder un poco de peso y al poco tiempo recuperarlo.
  • No te sentirás mal con sentimientos de culpa y vergüenza cada vez que haces trampa.
  • No te quedarás sin comer todos aquellos postres que te gustan tanto. Al contrario comerás  con todo gusto y sin sentimiento de culpa.

 

Como has podido ver es una dieta que se sale de los cánones establecidos y nos deja perplejos y con ganas de comenzar a probarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *