¿Sabías Que Comer Compulsivamente No Es Un Hábito Sino Una Enfermedad?

atracon

Comida de una persona que come compulsivamente

Comer compulsivamente no es sólo un hábito. Hay una enfermedad real llamada “trastorno por atracón” en la que tu comes cantidades anormalmente grandes de alimentos con una incapacidad para dejar de comer cuando tu estómago está realmente lleno. Ésta es una condición peligrosa, que amenaza tu vida, pero afortunadamente se cuenta con tratamientos que están disponibles y la recuperación es posible.

Uno puede comer mucho de vez en cuando, pero hay personas que comen demasiado constantemente y no utilizan laxantes o purgantes para deshacerse de la comida como en la bulimia nerviosa.

Muchas personas que adolecen del desorden de comer compulsivamente tienen problemas de peso, pero otras tienen un peso normal.

Se desconocen las causas de este trastorno, aunque se piensa que son varios los factores asociados a su desarrollo. La depresión parece ser una de las causas, ya que la mayoría de pacientes sufren un trastorno depresivo.

Los signos y síntomas de tener un trastorno por atracón son los siguientes:

atracón (3)

Comer enormes cantidades de alimentos durante un corto período de tiempo.

  • Tener comportamientos alimenticios fuera de control.
  • Comer enormes cantidades de alimentos durante un corto período de tiempo.
  • Comer incluso cuando no se tiene hambre.
  • Comer rápidamente, compulsivamente.
  • Comer en secreto o cuando se está solo.
  • Cambios frecuentes de peso.
  • Sentirse avergonzado, culpable o deprimido por su comportamiento alimenticio.
  • Hacer siempre dieta, generalmente sin éxito.

Factores de Riesgo al comer compulsivamente

Hay algunos factores en tu vida que pueden aumentar tus posibilidades de tener un problema de exceso en la comida. Estos incluyen los siguientes:

atracón (5)

Persona que come compulsivamente tiene baja autoestima

Problemas psicológicos. La mayoría de las personas que tienen este problema tienen una baja auto-imagen y no se sienten capaces de lograr resultados positivos en su trabajo o al realizar cualquier actividad. Comes en exceso porque estás aburrido, estresado, o tienes una mala imagen de tu cuerpo.

Historia familiar. Si tu tienes un pariente en primer grado, como un hermano o un padre que sufre de problemas de comer compulsivamente, podrías estar en mayor riesgo. Lo que nos demuestra que hay algunos factores hereditarios que se relacionan con el desarrollo de este tipo de trastorno alimentario.

Dieta. Muchas personas con trastorno de atracones han hecho dieta en exceso desde la infancia. Hacer mucha dieta puede desencadenar el deseo de comer en exceso, sobre todo si tienes una baja autoestima y los síntomas de la depresión.

Edad. Puedes tener el trastorno de atracón a cualquier edad, pero la mayoría de las personas tienen un inicio del trastorno en su adolescencia o a sus veinte años.

Los peligros de la ingesta compulsiva

La ingesta compulsiva puede causar problemas físicos, psicológicos y psiquiátricos. Algunos de los principales peligros de comer compulsivamente son los siguientes:

Problemas físicos

Tener problemas médicos como resultado de ser obesos, incluyendo diabetes tipo 2, enfermedades del corazón, osteoartritis de las articulaciones, enfermedad de reflujo gastroesofágico (también llamada ERGE) y problemas respiratorios como la apnea del sueño.

Problemas psicológicos

  • Sentirte con baja autoestima.
  • Sentirte mal por cómo va tu vida.
  • Tener problemas de sociabilidad en tu vida personal, en situaciones sociales, o en el ambiente de trabajo.
  • Tener una mala calidad de vida.
  • Estar socialmente aislado de los demás.
  • Sufrir de obesidad o tener sobrepeso.

Problemas psiquiátricos

Los trastornos psiquiátricos más comúnmente relacionados con los problemas de atracón incluyen cosas como trastorno bipolar, síntomas depresivos, trastornos de ansiedad y el uso de drogas ilícitas.

Diagnóstico del trastorno por atracones

Con el fin de saber si tu sufres de trastorno por atracón, es posible que necesites ver a un profesional para una evaluación completa de tus comportamientos alimenticios. Las pruebas para evaluar la posibilidad de que el atracón ya ha afectado tu salud incluyen estudios sobre presión arterial alta, diabetes, problemas cardíacos, colesterol alto, trastorno gastroesofágico, apnea del sueño, pensamientos suicidas, insomnio, dolor en las articulaciones y más.

El médico puede hacer un examen físico completo, hacer estudios de sangre o de orina, y tal vez te remitan a un centro de trastorno alimentario para una consulta.

Según el Manual de Diagnóstico y Estadística de los Trastornos Mentales, deben darse los siguiente puntos para diagnosticar trastorno por atracón:

atracon (2)

Come sola sin compañía

  • Tener falta de control total sobre lo que se come, incluyendo la cantidad y no poder dejar de comer.
  • Tener ataques recurrentes de comer una gran cantidad de alimentos durante un corto período de tiempo.
  • Comer hasta el punto de sentirse indispuesto.
  • Comer muy rápido.
  • Comer solo, sin compañía porque está avergonzado de su alimentación.
  • Sentirse deprimido, culpable o disgustado sobre sus comportamientos alimentarios.
  • Tener preocupación acerca de tus hábitos alimenticios.
  • Participar en atracones por lo menos una vez por semana durante un período de tres meses o más.
  • No hacer uso de purgantes, ni abuso de laxantes, o ejercicio excesivo como las persona con bulimia nerviosa.

La ingesta compulsiva puede ser peligrosa. Afecta tu salud en general y puede conducirte a problemas mentales que sólo perpetuarán tu problema alimenticio.

Se desconocen las causas de este trastorno, aunque se piensa que son varios los factores asociados a su desarrollo. La depresión parece ser una de las causas, ya que la mayoría de pacientes sufren un trastorno depresivo.

Tratamiento del trastorno por atracón

Este tipo de trastornos debe ser tratado por un especialista para conseguir, la reducción de atracones, la mejora del bienestar emocional y físico y la pérdida de peso.

La Psicoterapia, ya sea en sesiones individuales o de grupo, puede ayudarte a intercambiar los hábitos poco saludables por los sanos y reducir los episodios de atracones.

Todas las imágenes son de Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *