Escuchando A Tu Cuerpo Para Una Buena Salud

Joven que escucha a su cuerpo

Para muchos de nosotros, una buena salud no es algo que nos venga naturalmente. Por lo general, es algo en lo que debemos trabajar para llevar vida saludable y tener una salud excelente en general. Esto significa escuchar a tu cuerpo y comprender lo que te está diciendo acerca de lo que está pasando dentro de ti. Aquí hay algunas formas en que puedes escuchar a tu cuerpo para que puedas tener una vida sustentada por una buena salud.

 

Observando la báscula

Escucha a tu cuerpo. Come frutas para una buena salud

Puedes escuchar a tu cuerpo cada vez que te pongas la ropa o te pares sobre la báscula. ¿Te queda bien tu ropa? ¿Se está volviendo demasiada floja o se ajusta muy bien? ¿Está la báscula marcando de una forma u otra en la dirección incorrecta? Si notas que estás perdiendo demasiado peso o acumulando kilos de más, es posible que estés afectado por el estrés y no estés comiendo de manera que promuevas tu buena salud. La buena salud proviene de comer una dieta balanceada de frutas, vegetales, granos integrales y carnes magras, en lugar de comer alimentos procesados ​como galletas, pasteles, comidas procesadas y dulces, todos los cuales tienen un exceso de calorías y conservantes que generalmente no son saludables para nadie.

Comer muy poco también puede afectar tu salud. Cuando comes menos de la cantidad de comida que debes comer, puedes sufrir de falta de nutrientes adecuados. Al carecer de los nutrientes adecuados, tu cuerpo no funciona correctamente y puedes enfermarte por carecer de nutrientes para mantener tu salud inmunológica.

Escucha a tu sistema digestivo

Escucha a tu cuerpo comiendo alimentos saludables

Tu sistema digestivo no es solo la forma en que obtienes los nutrientes adecuados, sino que también es la primera forma que utiliza tu cuerpo para protegerte de los agentes patógenos. El sistema digestivo forma parte del sistema inmunitario, por lo que debes tratarlo con el cuidado que se merece. Esto significa prestar atención a los episodios de diarrea que pueden despojar al colon de bacterias protectoras, estreñimiento e indigestión por estar bajo un exceso de estrés o comer alimentos equivocados.

Puedes cuidar tu sistema digestivo comiendo alimentos saludables y tomando probióticos, que pueden recargar el intestino con buenas bacterias. Los probióticos se pueden tomar al comer yogurt natural con cultivos vivos o al comer alimentos fermentados como el chucrut y el kefir.

Si no puedes obtener probióticos en los alimentos que consumes, puedes comprar muchos de estos suplementos en la farmacia o en línea. Algunos de los mejores probióticos son aquellos que vienen en forma de esporas. Las esporas pueden sobrevivir en el ambiente ácido de tu estómago y luego liberar las bacterias vivas en los intestinos, donde echan raíces y expulsan las bacterias y los hongos malos.

Escucha a tu sistema cardiovascular

Escuchando el sistema cardiovascular. La presión arterial

Esto significa hacer un seguimiento a tu presión arterial y pulso con mucho cuidado. Si estás inactivo o tienes antecedentes familiares de presión arterial alta, es posible que sufras presión arterial alta y no lo sepas. Esto significa que tienes que controlar tu presión sanguínea cada vez que encuentres un aparato para tomar la presión arterial en la farmacia o tienda de comestibles. Cuando visites al médico, también él te tomará tu presión arterial. Si está constantemente elevada, es posible que debas tomar un medicamento para la hipertensión o modificar tu dieta y programar ejercicios para poder evitar algunas de las muchas complicaciones de la presión arterial alta.

Debes controlar tu pulso también de forma periódica. Un pulso alto puede significar que estás demasiado inactivo o bajo una gran cantidad de estrés. El ejercicio puede hacer que tu corazón funcione mejor y se reducirá tu pulso a niveles normales.

Escucha y respeta tus signos de estrés y fatiga

Joven estresada y cansada. Su cuerpo te está diciendo que tiene que descansar.

¿Te sientes cansado, pero sigues esforzándote más allá de tus límites? ¿Estás luchando contra la fatiga de forma regular, en lugar de tomarte el tiempo para descansar y rejuvenecer? Fatiga y baja energía quiere decir que tu cuerpo te está hablando para informarte que necesitas descansar y relajarte; si no haces caso te estrellarás y te quemarás.

¿Estás ignorando la ansiedad, en lugar de buscar la causa que la provoca y reducir los niveles de estrés? Tu eres el único que puede cuidarse para reducir la carga del estrés en tu cuerpo, mente y espíritu. Las mejores formas de combatir el estrés y su impacto son el Tai Chi, la meditación, el yoga y tomar vacaciones regularmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *