5 Maneras De Mejorar La Circulación De La Sangre

Circulación menor o pulmonar y circulación mayor o sistémica

La circulación involucra el corazón, arterias, diminutas arteriolas, capilares, vénulas, venas e incluso los pulmones que intercambian sangre desoxigenada por sangre oxigenada, que es lo que cada célula necesita para tener procesos celulares normales.

Es doble ya que se pueden observar dos circuitos, uno menor o pulmonar que va desde el corazón a los pulmones y de vuelta al corazón, y uno mayor o sistémico que va del corazón al cuerpo y luego al corazón. Es completa, porque la sangre oxigenada no se mezcla con la carboxigenada.

La circulación es necesaria para la vida

Algunas partes del cuerpo tienen lo que se llama “duplicación del suministro arterial” lo que significa que las arterias se han doblado, de modo que si una está bloqueada, otras arterias pueden proporcionar circulación a la misma área, por lo que no se produce la muerte celular.

Hay partes del cuerpo que tienen arterias que se han doblado de manera que si una está bloqueada, otras arterias pueden proveer circulación a la misma área de manera que no ocurre la muerte de la célula.

Otras áreas del cuerpo no tienen tanta suerte. El corazón, por ejemplo, tiene poca duplicación del suministro arterial, de modo que, cuando se bloquea una arteria, se produce la muerte celular y se produce un ataque cardíaco.

El cerebro también tiene muy poca duplicación del suministro arterial, por lo que los accidentes cerebrovasculares pueden ocurrir cuando las arterias están bloqueadas.

La circulación sanguínea es necesaria para que el cuerpo funcione y se mantenga saludable. El corazón bombea sangre a través de los vasos sanguíneos a todo el sistema circulatorio. Los glóbulos rojos transportan oxígeno a los órganos vitales, lo que le proporciona energía y vitalidad. Juntos, los órganos vitales y el sistema circulatorio forman una unidad que trabaja constantemente para asegurarse de que el cuerpo tenga un flujo sanguíneo adecuado. Ciertas enfermedades inhiben este flujo.

Causas de mala circulación sanguínea

Los coágulos de sangre pueden retrasar o bloquear la circulación sanguínea, y cuando esto sucede, se puede producir un derrame cerebral o un daño arterial grave. La enfermedad de Raynaud puede causar circulación deficiente de la sangre junto con enfermedades del corazón y trombosis venosa profunda.

Síntomas de una mala circulación

  1. Frío en las extremidades
    Es uno de los principales síntomas, ya que a la sangre le cuesta trabajo llegar hasta las extremidades inferiores y se produce una baja de temperatura.
  2. Sensación de hormigueo y picazón
    El entumecimiento en las extremidades indica que la grasa está bloqueando el flujo sanguíneo de las arterias, impidiendo el correcto flujo de la sangre a las extremidades produciendo sensación de adormecimiento.
  3. Agotamiento o cansancio constante.
    La sangre es bombeada más lentamente . El transporte de oxígeno, vitaminas y nutrientes hacia nuestros músculos es más lento y los nutrientes necesarios no están llegando a nuestro organismo. Es por esto que notamos que nos pesa el cuerpo especialmente las piernas.
  4. Aparición de varices en las piernas
    Las várices también llamadas venas varicosas, son causadas por la debilidad de las paredes venosas y el mal funcionamiento de alguna válvula que produce la acumulación anormal de sangre que hace que se dilaten las venas.
  5. Hinchazón de pies y manos
    En verano, debido al calor, se produce una vasodilatación de las venas. Esto más la fuerza de gravedad hace que la sangre se concentre en los pies y se hace hace más difícil el retorno venoso debido al aumento de la propia sangre.
  6. Cianosis o ligera coloración azul en la piel
    Cuando no hay buena circulación no llega a la piel la cantidad de oxígeno requerido ocasionando que la piel se vea azul especialmente en los labios y en los dedos.

5 Maneras de mejorar tu circulación sanguínea

Aeróbicos para una buena circulación

1. Ejercicio aeróbico. Cuando haces ejercicio aeróbico, la sangre fluye a todas las partes del cuerpo y las arterias circulan. El ejercicio es parte de un programa saludable para el corazón que hace que la sangre bombee a través del corazón y a través de las arterias del corazón. Se sabe que el ejercicio reduce el riesgo de trastornos circulatorios comunes, como ataques cardíacos, derrames cerebrales y la enfermedad vascular periférica.

2. Comer alimentos bajos en colesterol. El colesterol puede causar acumulación de placa en el revestimiento interno de las arterias. Gradualmente se estrechan y eventualmente se estrechan tanto que el flujo de sangre a través de las arterias es tan lento que se forman coágulos de sangre (estos se llaman trombos). Si ocurren trombos en el cerebro, se puede sufrir de un derrame cerebral. Si ocurren trombos en el corazón, se puede sufrir de un ataque al corazón. Si se desarrollan trombos en las arterias de las piernas, se produce una enfermedad vascular periférica. Los alimentos bajos en colesterol no forman placas de colesterol.

3. Come fibra soluble. La fibra soluble absorbe el colesterol en el intestino para que el tracto gastrointestinal absorba menos colesterol. Las fuentes comunes de fibra soluble incluyen:

Alimentos con fibra soluble

Avena
Arándanos
Psyllium
Naranjas
Manzanas
Nueces
Fresas
Frijoles
Guisantes secos
Semillas de lino
Zanahorias
Apio, pepinos

La fibra soluble, en particular, disminuye la cantidad de colesterol LDL en el torrente sanguíneo, que es el tipo de colesterol que produce las placas arteriales.

4. Construye músculos fuertes en las piernas.

Músculos fuertes en las piernas

La circulación es más que solo arterias. Para mantener el flujo sanguíneo, es necesario que tus venas lleven la sangre hacia atrás desde la periferia de tu cuerpo.

Las venas que no están sostenidas por válvulas fuertes y músculos fuertes pueden ser lentas y el flujo puede estancarse en las piernas. Esto lleva a la dilatación venosa llamada venas varicosas. Puedes prevenir las venas varicosas y mejorar la circulación manteniendo fuertes los músculos de las piernas, evitando estar de pie durante largos periodos de tiempo y usando medias de compresión, especialmente si no haces mucho ejercicio o si tu trabajo requiere largos períodos de reposo. Si las venas se vuelven lentas y se dilatan, se tendrá fuga de sangre de las venas, de modo que las venas se irritarán, creando una afección llamada tromboflebitis superficial, una afección dolorosa que produce inflamación en las venas que tienen mala circulación.

5. Dejar de fumar. La buena circulación requiere un excelente intercambio de aire entre la sangre desoxigenada y la sangre oxigenada que se adquiere cuando respiramos aire fresco y oxigenado. Fumar puede dañar los pequeños alvéolos con forma de burbuja, que es donde se intercambian oxígeno y dióxido de carbono dentro de los pulmones. Necesitas pulmones sanos para una buena circulación y para un buen intercambio de aire que proporcione suficiente oxígeno a los tejidos del resto del cuerpo. Fumar también contribuye a la enfermedad vascular y aumenta el riesgo de varios tipos de enfermedades del corazón.

Diabetes y circulación sanguínea

Prueba de diabetes

Aquellos que tienen diabetes deben prestar especial atención a la salud en general y a la circulación sanguínea mediante chequeos médicos regulares. La diabetes puede causar una circulación sanguínea deficiente en todo el cuerpo, y especialmente en los pies y las piernas. Según la Asociación Estadounidense de Diabetes, el ejercicio es muy importante para mejorar el flujo sanguíneo y reducir el riesgo de complicaciones graves que la circulación sanguínea deficiente presenta en aquellos que tienen la enfermedad.

La circulación sanguínea saludable no solo te hace saludable, sino que también mejora tu apariencia al promover un color saludable en tu piel.

También apoya y promueve la función cerebral saludable manteniendo tu mente concentrada y aguda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *