El Estrés Mata: ¿Está Fuera De Control El Tuyo?

Mujer sufriendo de sobrecarga de estrés

El estrés es posiblemente uno de los asesinos más silenciosos del planeta, en gran parte porque las personas no se dan cuenta de que algo va mal, o se niegan a actuar en consecuencia.

Pero, ¿por qué el estrés contribuye tanto a las  enfermedades y finalmente conduce a la muerte?

Es porque a menudo es imposible rastrearlo. Es posible que no te des cuenta de que estás sufriendo de sobrecarga de estrés.

¿Te interesa saber si tu estrés se está descontrolando rápidamente? Busca los siguientes signos reveladores:

Dolores inexplicables y dolor en el cuerpo

Estrés causado por el dolor

Un pequeño dolor aquí y allá es normal y no debería ser motivo de preocupación; pero puede delatar una tendencia preocupante cuando ocurre con demasiada frecuencia. Y este es el caso de estar demasiado estresado todo el tiempo.

Los dolores musculares ocurren generalmente alrededor de la espalda, el cuello o las zonas de los hombros, y pueden atribuirse a patrones de sueño deficientes, aunque no siempre es el caso. Muchos de los medicamentos para tratar el dolor solo producen un alivio temporal, y no se debe confiar en ellos como solución a largo plazo.

Resfriados e infecciones frecuentes

El estrés deja sin defensas

Una cosa asociada con altos niveles de estrés es el efecto negativo sobre la inmunidad. El cortisol suprime el sistema inmune y deja el cuerpo a merced de infecciones. Esto es especialmente problemático durante la temporada de gripe, y se necesita tomar precauciones adicionales (como aumentar el consumo de alimentos antioxidantes).

Patrones pobres de sueño

Insomnio debido al estrés

El insomnio por lo general es uno de los primeros signos que aparece cuando estás demasiado estresado, el cortisol no funciona solo, de hecho, recluta los neuroquímicos adrenalina y noradrenalina, que mejoran la conciencia y los niveles de energía.

Esta es una función importante en las mañanas cuando se necesita ese impulso de “levantarse y ponerse en marcha”, pero no por la noche, cuando debería relajarse. El uso de suplementos fuertes ​basados en estimulantes como la cafeína demasiado tarde en la noche hará que esto ocurra.

Alta presión sanguínea

El estrés puede producir presión alta

La presión arterial alta involucra múltiples vías de disfunción para su desarrollo. La presión arterial alta  se precipita al aumentar la retención de agua (que aumenta el volumen de sangre), la frecuencia cardíaca más rápida y la constricción de los vasos sanguíneos. Todos estos factores aumentan la presión arterial, por lo que se debe tener cuidado en controlar el cortisol y los niveles de estrés.

Pérdida de deseo sexual

Tanto hombres como mujeres requieren un nivel normal de testosterona para modular el deseo sexual, pero esta importante hormona se suprime cuando los niveles de la hormona del estrés cortisol son altos. El cortisol y la testosterona comparten una relación negativa inversa, lo que significa que a medida que uno sube, el otro baja. Si esta pérdida de impulso sexual ocurre en una persona joven, que previamente mostró un comportamiento normal, puede ser un claro indicador de que el individuo está sobreexigido.

Estallidos frecuentes o cambios de humor

Estallidos de mal humor por el estrés

Puede ser difícil mantener la cabeza fría cuando los niveles de estrés son altos, lo que hace que arremetas contra cualquiera que aparentemente te irrite. Este no es un comportamiento normal, especialmente si el individuo antes era muy equilibrado. Si esto te ocurre, sería mejor reducir la carga de trabajo y pasar más tiempo con la familia y los seres queridos en un intento por relajarte.

Depresión o sentimientos de inadecuación

Con el estrés puedes romper tus relaciones con tus seres queridos

El estrés puede afectar seriamente tu bienestar emocional, especialmente porque puedes romper las relaciones con tus seres queridos. Es probable que te sientas irritable, peleando o sintiéndote presionado para desarrollar tus actividades. Esto puede ser depresión, ansiedad o sentimientos de desilusión. La depresión a veces es difícil de diagnosticar, especialmente en personas que no poseen un sistema de apoyo fuerte.

Conclusión

Si experimentas uno o más de los síntomas anteriores con una frecuencia cada vez mayor, es hora de dar un paso atrás y retirar la carga que has colocado sobre tus hombros. A veces, unas cortas vacaciones, una escapada de fin de semana o simplemente una caminata al aire libre pueden hacer maravillas para tu bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *