5 Consejos De Autocuidado Para Mamás Ocupadas

Madre con su hijito

Las mamás están siendo constantemente empujadas en diferentes direcciones, encontrándose demasiado ocupadas en sus obligaciones, y preocupándose poco por su autocuidado.

Las madres más ocupadas se cuidan menos y menos cada vez conforme van estando más ocupadas cuidando de su familia. Estamos aquí para ayudarlas; te daremos consejos simples para que te metas en tu muy necesario autocuidado y vuelvas a sentirte lo mejor posible. Es natural poner a tus hijos primero, pero no puedes descuidarte por completo; tú también eres importante

1) Entra en actividad diariamente

Mamá practicando yoga

Es bueno mantenerse activa. Sin embargo, dependiendo de la edad de tus hijos, puedes realizar otras muchas actividades. La actividad física puede ayudarte a liberar endorfinas para mejorar tu estado de ánimo y aumentar tu energía.

Haz cualquier actividad que disfrutes. Podrías caminar por el parque con tu bebé en su cochecito, hacer yoga en tu gimnasio local cuando puedas, usar un video de entrenamiento; haz lo que sea para mantenerte activa cada día.

2) Mantente en contacto con las personas cercanas a ti.

Mamá con una amiga

Tomarse el tiempo necesario para hacer amistades y mantener relaciones importantes es una parte crucial de tu autocuidado. No siempre es fácil pagar una visita, especialmente cuando las amistades viven lejos, pero hay otras formas simples en las que aún puedes esforzarte para demostrarles que su amistad es importante para ti.

Podrías llamarlas para hablar un rato con ellas cuando estás lavando platos o haciendo otra cosa, mantenerte en contacto cuando estás dando un paseo una o dos veces por semana. Podrías escribirles una tarjeta o carta, enviarles un obsequio o algo similar para avisarles que estás pensando en ellos.

3) Priorizar el sueño

Mamá durmiendo bien

Es tentador tratar de aprovechar al máximo el tiempo que tus hijos duermen, pero es aún más importante que tu misma duermas. El Director de los Trastornos del Sueño de UCLA advierte a las madres del riesgo de limitar su sueño:

“Sabemos por estudios de investigación que la falta crónica de sueño tiene consecuencias adversas para la salud: las personas que duermen menos de seis horas experimentan aumento de apetito, lo que provoca aumento de peso y aumenta el riesgo de depresión, enfermedad cardiovascular y diabetes tipo dos”.

El sueño es una parte importante de tu salud mental y física. Obtener la cantidad adecuada de sueño cada noche es un tratamiento de autocuidado que no se puede dejar de lado.

4) Come bien

Comida saludable para la mamá

Comer bien es una rutina muy importante para el autocuidado. Puedes experimentar buenos efectos tanto a corto como a largo plazo al comer más saludable todo el tiempo. Es tentador optar por la opción más rápida e insalubre, pero comer bien es lo mejor para tu organismo y es además un ejemplo positivo para tus hijos. Te proporcionará más energía y una mejor salud en general.

5) Prioriza tu salud

Mamá cuidando su salud

Siempre nos aseguramos de anotar cuidadosamente cada revisión y cita para nuestros hijos, sabiendo el mes exacto que debemos regresar para chequeos anuales, pero rara vez lo hacemos para nosotros. Tu salud es importante; ten especial cuidado para programar citas para tus chequeos anuales y no te pierdas ningún examen regular.

Como madre, probablemente te resulte difícil encontrar tiempo para ti misma. Pones a tus hijos delante de ti, lo cual es encomiable, pero eso deja un vacío en tu rutina de cuidado personal, lo que provoca que te descuides. Esperamos que estos pocos y sencillos consejos te ayuden a encontrar la manera de encontrar un poco de tiempo para cuidar de ti misma durante tu vida ocupada.

Tú eres importante y tus necesidades merecen ser valoradas. Puedes mejorar fácilmente tu salud mental y física integrando en tu vida estos simples consejos de autocuidado.

La madre juega un rol muy importante en la familia, es el pilar fundamental del hogar, Por eso todas la madres del mundo tienen el derecho y la obligación de cuidarse, quererse a sí mismas, cuidar de su salud, ponerse en primer lugar y no en el último, exigir que le respeten, y la quieran, la traten como se merece pues se trata de un ser muy especial, creación de Dios.

¡Dios bendiga a todas las madres del mundo!

Todas las imágenes son de Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *