Vitamina K2: El Nutriente Que Falta En La Salud Del Corazón Y De Los Huesos

Natto, el alimento con más alto contenido de Vitamina K2

La mayoría de las personas han oído hablar de la vitamina K, pero pocas saben que se presenta en dos formas: Vitamina K1 y Vitamina K2. La vitamina K2 es una de las vitaminas que los investigadores están descubriendo que es excelente para la salud de los huesos y para el corazón. Es tan importante como tomar calcio cuando se trata de mejorar la salud ósea.

La investigación ha encontrado un vínculo entre la vitamina K2 y el calcio. Resulta que sin la adición de vitamina K2 en la dieta o como suplemento, no se puede regular los niveles de calcio y la salud ósea sufre. Además, aquellos que tienen niveles disminuidos de vitamina K2 en su dieta se exponen a un mayor riesgo de arteriosclerosis y enfermedad cardíaca.

Las personas que no tienen suficiente calcio en sus huesos padecen osteoporosis y en su lugar tienen cantidades elevadas de calcio en las arterias. La vitamina K2 puede cambiar esto.

La información sobre la vitamina K existe desde hace mucho tiempo y las recomendaciones dietéticas actuales de la FDA de EE. UU. han relacionado con una pequeña cantidad de vitamina K necesaria para coagular la sangre. Pero la cantidad necesaria para arterias y huesos sanos es más que eso.

Osteoporosis y enfermedad cardíaca

Si bien estas dos condiciones parecen no estar relacionadas, en realidad están estrechamente relacionadas. Ambos problemas médicos aumentan con la edad, particularmente cuando se tiene 60 o 70 años.

Queso Gouda con buena cantidad de Vitamina K2

Ambas son condiciones que se desarrollan gradualmente y no aparecen de la noche a la mañana. La arteriosclerosis puede comenzar desde la adolescencia y puede tardar años en volverse clínicamente significativa, causando un ataque al corazón o un derrame cerebral.

Investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles han comenzado a comprender el vínculo entre la arterosclerosis y la osteoporosis. Parecen estar relacionados con ciertos reguladores, como la osteopontina y la proteina GLA matriz que afectan tanto a la salud ósea como a la salud de las arterias. Se pensó que una proteína conocida como proteína morfogenética-2 estaba presente solo en el hueso, pero se ha encontrado en el tejido que compone las placas arteroscleróticas.

Se encontró que aquellos que sufrieron de osteoporosis (adelgazamiento de los huesos debido a la pérdida de calcio) también tenían un mayor riesgo de depósitos de calcio en las arterias.

Lo que descubrieron fue que las placas calcificadas no son solo placas, sino que son realmente tejido óseo dentro de las arterias. El calcio en las arterias es en realidad la osificación de los vasos sanguíneos.

De la misma manera, se descubrió que cosas como estilos de vida sedentarios, diabetes, envejecimiento, tabaquismo y niveles altos de colesterol están relacionados tanto con la osteoporosis como con la aterosclerosis. Los científicos se preguntaron por qué ambas condiciones coexisten con tanta frecuencia entre las personas mayores.

Algunos investigadores creen que el vínculo es que el calcio se transfiere de los huesos a las arterias, aunque esto no se sostiene en todos los estudios de investigación. Los medicamentos que controlan la osteoporosis, como Evista (raloxifeno) y Fosamax (alendronato) se encargan de la falta de calcio en el hueso pero no hacen nada para mejorar la arterosclerosis, por lo que las dos cuestiones probablemente estén bajo mecanismos reguladores separados.

Ahora, se ha descubierto que la vitamina K2 puede estar en la parte inferior del vínculo entre la osteoporosis y el depósito óseo de las arterias.

La vitamina K se presenta como vitamina K1 y vitamina K2, que se encuentra en las yemas de huevo, productos lácteos y carnes de órganos. La mayoría de las investigaciones sobre la vitamina se relacionan con su capacidad para ayudar al hígado a producir factores de coagulación, incluidos los factores II, VII, IX y X, así como las proteínas C y S. Han descubierto que la vitamina K es un buen antídoto contra la toxicidad de la warfarina.

Más recientemente, se encontró que la vitamina K está fuertemente relacionada con el mantenimiento de huesos sanos y la prevención de las placas arteriales, que son material óseo atrapado en las arterias.

La vitamina K parece mantener el calcio fuera de las arterias y lo devuelve a los huesos donde pertenece. La dosis de vitamina K necesaria para hacer esto es mucho mayor que la necesaria para la salud ósea y arterial.

Vínculo entre la vitamina K2 y la osteoporosis

Chucrut, un alimento rico en vitamina K2

Se ha encontrado que la vitamina K2 es el tipo más responsable de la vitamina K en inducir la mineralización del hueso y mantenerlo fuera de las arterias. Las personas que consumen alimentos ricos en vitamina K2 tienen menos probabilidades de tener osteoporosis que aquellos que no consumen mucha vitamina K2.

Los estudios de investigación han respaldado la idea de que la vitamina K2 limita la incidencia de fracturas óseas. La dosis necesaria es mucho más alta que las cantidades diarias recomendadas actualmente de vitamina K.

Vínculo entre la vitamina K2 y la enfermedad cardíaca

Se ha encontrado que la vitamina K2 reduce la cantidad de colesterol y placas de calcio que se encuentran en las válvulas cardíacas y en las paredes arteriales. En un gran estudio de más de 4800 participantes, se descubrió que aquellos que comían más vitamina K2 en su dieta tenían una reducción del 57 por ciento en el número de muertes debido a enfermedades del corazón. Este no fue el caso de la vitamina K1. Al tomar vitamina K2, hay menos calcio depositado en los vasos sanguíneos y más depositado en el hueso.

Esto significa que, en el futuro, puede haber un cambio en las recomendaciones dietéticas de vitamina K2 para que haga lo que mejor sabe hacer: poner calcio en los huesos en lugar de depositar en las arterias.

Alimentos que contienen vitamina K2

Existen algunos alimentos que aportan vitamina K2 directamente. Esta se halla, por ejemplo, en los productos lácteos enteros fermentados que son excelente fuente de vitamina K2 como el queso Edam y Gouda que son duros y tienen una mayor cantidad de vitamina K que los quesos blandos como el Brie

Pero también se encuentra en vegetales fermentados como el natto de habas de soja, que contiene hasta 900 microgramos en 100 gramos es una extraordinaria fuente de vitamina K2. El chucrut aporta unos 4-5 microgramos.

La mantequilla también contiene vitamina K2 aunque en menos proporción

Otros alimentos que contienen vitamina K2 en menor cantidad son: hígado de ganso, yema de huevo, hígado de pollo, mantequilla, salmón, caballa y en la grasa de animales que se alimentan con pasto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *