5 Consejos Que Necesitas Saber Para Planificar Tus Comidas

Cocinando para la semana

Uno de los mejores hábitos para comer saludablemente, evitar la mala selección de alimentos y perder peso es planificar las comidas. Se ha realizado una gran cantidad de investigación que demuestran que los hábitos y la preparación son la mejor manera de garantizar una dieta adecuada y mantener costumbres saludables durante mucho tiempo.

Esto no siempre es fácil, sin embargo, en el transcurso de nuestra ocupada y ajetreada vida cotidiana, no siempre tenemos tiempo para cocinar comidas completas con ingredientes traídos directamente de la granja y, esto, sin mencionar la resistencia que podemos encontrar si estamos cocinando para nuestro cónyuge o hijos.

Usa estos 5 procedimientos lo más pronto posible para planificar tus comidas en forma fácil, económica y funcional, en un estilo de vida saludable.

1. Abastecerse de alimentos básicos baratos a granel.

La planificación de comidas puede ser una propuesta costosa; no todos somos chefs o manejamos una cocina completa como  también es costoso usar siempre los últimos productos dietéticos recomendados o alimentos especiales. La mejor estrategia es aprovechar nuestros recursos para los ingredientes importantes que deben ser frescos y abastecernos de esos otros artículos que se vende a granel.

Alimentos congelados

Los frijoles, los tomates, las especias, las frutas y verduras congeladas y más pueden sumar grandes ahorros con el tiempo y facilitar mucho la preparación de las comidas sabiendo que tenemos muchos ingredientes en existencia.

2. Hacer un plan antes de ir a la tienda

Haciendo una lista de lo que debe comprar

Todos hemos fallado comprando en la tienda de comestibles. Aunque se trate de una compra excelente, ponle un letrero de “No”a cualquier refrigerio que sabes que no necesitas, o a la comida recién preparada que despide un aroma exquisito. Cuando compramos con hambre y sin un plan hacemos malas decisiones, tendemos a comprar los alimentos que sabemos que no debemos y gastamos dinero que sabemos que no deberíamos.

La clave para resistir estos impulsos es tener un plan por adelantado de exactamente lo que necesitamos, y cuánto necesitamos y atenernos a esa lista. Pasar 10 minutos adicionales antes de las compras para hacer una lista detallada nos ayudará a obtener exactamente lo que necesitamos y soslayar las trampas y tentaciones de nuestro tendero local.

3. Invertir en almacenamiento portátil para facilitar el acceso a las comidas.

Contenedor para alimentos

La preparación y planificación de las comidas es un proceso que consume tiempo y energía que no tenemos, especialmente en mitad de una semana ocupada. Una de las estrategias mejores y más fáciles para evitar esta trampa es hacer una inversión en tápers de alimentos, tanto para guardar en la casa como para llevarse consigo.

Para minimizar el tiempo y el costo de energía, es fundamental preparar tantas comidas como sea posible cuando se tenga tiempo, para mantener las metas a lo largo de la semana. Además, tener las comidas correctas preparadas y hechas, con todo el equipo necesario, hace que sea más fácil cuando tenemos prisa de comer una comida saludable y continuar la marcha en lugar de confiar en nuestra fuerza de voluntad para evitar la comida rápida u otras opciones que pueden parecernos más convenientes.

4. Usar (u obtener) una olla de cocción lenta

Uno de los mayores escollos en la dieta y la alimentación saludable es la cena apresurada después del trabajo: el pedido de pizzas o la compra de comida lista porque ha sido un largo día de trabajo y estamos cansados y simplemente queremos ir a casa a relajarnos en vez de preparar una cena completa con gran esfuerzo y logística para lograrlo.

Desafortunadamente, esto de comer comida rápida casi siempre nos lleva a que nos arrepintamos más adelante. Sin embargo, en la mañana o la noche anterior, cuando estemos mentalmente más frescos, introducir los ingredientes requeridos en una olla de cocción lenta que se cocinará mientras trabajamos es una gran opción para cuando lleguemos a casa, ya que la comida ya estará cocida y solo se tiene que servir y comer.

Estas ollas son una inversión fantástica y con un poco de creatividad también se pueden preparar comidas muy sabrosas.

5. Preparar las comidas en porciones pequeñas y portátiles

Nuestro metabolismo tiene que acelerarse para que nuestros cuerpos quemen grasa, y una de las formas principales de hacer esto junto con el ejercicio es comer regularmente durante el día. Además, tener opciones pequeñas de nutrición fácilmente accesibles es una estrategia clave cuando sentimos la necesidad o la tentación de comer la fácil opción de comida rápida.

Cuando se preparan las comidas y se planifican, es una tarea clave hacerlo en porciones pequeñas en contenedores pequeños para comerlas durante toda la semana. ¡Siempre que estas opciones estén disponibles, estaremos en una posición de tener éxito y alcanzar nuestros objetivos de salud!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *