Que Ocurre Dentro Nuestro Cerebro Mientras Realizamos Ejercicios Físicos

Haciendo ejercicio en bicicleta

Parece que los beneficios del ejercicio son interminables. Los seres humanos necesitan moverse o, de lo contrario, serán víctimas de lo que a menudo se conoce como “la enfermedad del estar sentado”. Si pasas la mayor parte del día sentado, tu salud en general se verá afectada: puedes aumentar de peso, sufrir enfermedades cardíacas y otras enfermedades crónicas graves a medida que envejeces. La falta de movimiento puede provocarte un ataque cardíaco, un derrame cerebral y una pérdida general de la calidad de vida en tus últimos años.

Todos están de acuerdo en que el ejercicio es físicamente excelente para el cuerpo. Sin embargo, ¿sabías que el ejercicio también tiene una amplia variedad de beneficios para el cerebro humano? ¿Qué sucede exactamente en nuestro cerebro cuando hacemos ejercicios para que se produzca un efecto tan impresionante en nuestra salud mental?

Lo que realmente sucede en el cerebro durante el ejercicio

Con el ejercicio los pensamientos son más claros y tranquilos.

El ejercicio provoca que la presión de nuestro corazón aumente, lo que hace que envíe una señal al cerebro de que el cuerpo está bajo estrés. En respuesta, se libera una proteína llamada “factor neurotrófico derivado del cerebro” (BDNF). Esta proteína se considera un “interruptor de reinicio”: repara las neuronas de la memoria, que permite que los pensamientos parezcan más claros después de hacer ejercicio y tranquilizar el cuerpo.

Al mismo tiempo, se liberan endorfinas en el cerebro, que tienen como objetivo limitar el grado de dolor y las molestias asociadas con el ejercicio, incluso creando una sensación de euforia. Al igual que el BDNF, las endorfinas se liberan en respuesta a la sensación de “estrés” provocado por el ejercicio. El término “júbilo del corredor”es la frase acuñada por deportistas que se usa para describir el aumento de endorfinas durante el ejercicio y que actúa como un antidepresivo natural.

El mismo efecto antidepresivo “júbilo del corredor” da como resultado una reducción en las hormonas del nivel de estrés. Además, un estudio realizado en Estocolmo demostró que el correr estimula el crecimiento celular en el hipocampo, que es la parte del cerebro responsable de la memoria y el aprendizaje.

Cómo se ven afectados nuestra mente y nuestro cuerpo

Juntos, BDNF y las endorfinas nos dan una sensación de “felicidad” después del ejercicio. Estos son de alguna manera adictivos, y es una de las razones por las que algunas personas parecen obsesionadas con el ejercicio, aunque esta “adicción” puede ser saludable.

Además de esta sensación a corto plazo de las endorfinas y el BDNF, el ejercicio también tiene beneficios a largo plazo. Los estudios demuestran que las personas son más felices y más productivas a lo largo del día cuando han hecho ejercicio. Un estudio de investigación de Penn State mostró que las personas que habían entrenado durante el mes anterior eran más felices y más productivas en el trabajo en comparación con las que no habían hecho ejercicio (pero no del mismo modo que las que habían entrenado temprano ese mismo día). Las personas que hacen ejercicio con regularidad tienen mucho mejor humor que aquellas que no lo hacen y conservan una mayor sensación de calma durante todo el día.

El ejercicio afecta el cerebro en varios frentes. No solo aumenta la frecuencia cardíaca que bombea más oxígeno al cerebro, sino que también facilita la liberación de varias hormonas que proporcionan un entorno nutritivo para el crecimiento de las células cerebrales.

La investigación llevada a cabo en UCLA mostró que el ejercicio estimula el crecimiento de nuevas conexiones neuronales en una variedad de áreas corticales importantes del cerebro.

Cómo maximizar los beneficios

20 minutos

Con 20 minutos de ejercicio al día ya puedes alcanzar ese nivel máximo de productividad

Según esta información, podría pensarse que los atletas profesionales son las personas más felices del planeta. Según una investigación realizada por el Departamento de Ciencias del Ejercicio de la Universidad de Georgia, se demostró que solo se necesitan 20 minutos de ejercicio para alcanzar ese nivel máximo de productividad, estado de ánimo positivo y facilitar el procesamiento de la información y las funciones de la memoria. La clave es convertirlo en hábito.

Conexión mental y física

El ejercicio del baile integra diferentes partes de la actividad cerebral,

Existe una conexión mental y física importante que puede aumentar los beneficios del ejercicio. Por ejemplo, el ejercicio que integra diferentes partes de la actividad cerebral, como el baile de salón que requiere ritmo, estrategia, coordinación y consideración en los movimientos, estimula la salud cognitiva más que los ejercicios menos complejos como correr o montar en bicicleta que no necesariamente involucran diversas capacidades mentales.

Agregando ejercicio a tu vida

Hacer ejercicio por la mañana aumenta la actividad cerebral

Hacer ejercicio por la mañana antes de ir al trabajo o a la escuela ayuda a aumentar la actividad cerebral, te prepara para el estrés que puedes sufrir durante el día, te permite aumentar la retención de nueva información y o aprendizaje y te prepara para enfrentar situaciones complejas que pueden surgir.

Empieza con calma, incluso de 5 a 10 minutos al día, y aumenta gradualmente la duración y la intensidad de tu entrenamiento. Ir a un grupo o clase en el gimnasio hace que el ejercicio sea más divertido, y es una excelente manera de aprender nuevas técnicas y conocer nuevas personas con mentalidad física.

Sin embargo, motivarse para ir al gimnasio con regularidad puede ser un desafío, así que prueba diferentes ejercicios en casa y afuera en tu vecindario, como trotar, montar en bicicleta, entrenamiento de fuerza, etc. La variedad es la sal de la vida, y cuanto más varíes tu rutina será mejor para tu motivación y tu cuerpo.

Hay muchas aplicaciones en tu celular que pueden proporcionarte un conjunto de ejercicios para todos los niveles de experiencia e incluso guiarte a través de los ejercicios. Además, las aplicaciones como Map My Fitness y Nike te permiten hacer un seguimiento de tu progreso, que es una excelente manera de mantenerte motivado mientras vas mejorando.

Pensamientos finales

El ejercicio mejora la salud mental y física tanto a largo como a corto plazo.

Recuerda, la salud de tu mente y cuerpo está estrechamente relacionada, y el ejercicio es una de las mejores formas, si no la mejor, de mejorar la salud mental y física tanto a largo como a corto plazo.

Los beneficios a largo plazo del ejercicio regular son inmensos: menor riesgo de enfermedad, mejor salud mental, cuerpo / músculos más fuertes, menos estrés, mejor digestión, mejor circulación sanguínea y mucho más.

Incluso el hecho de realizar una caminata diaria de 20 minutos es mucho mejor para ti que permanecer sedentario. Búscate un compañero de entrenamiento, establece un horario, haz lo que tengas que hacer para que las endorfinas y las proteínas BDNF bombeen con la mayor frecuencia posible.

Las imágenes son de Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *