La Comida Perfecta De La Naturaleza. Una Anatomía De Las Coles De Bruselas.

Coles de Bruselas

Las coles de Bruselas te traen a la memoria esas pequeñas y redondas verduras que te pusieron en tu plato cuando eras un niño. Como la mayoría de los niños, probablemente no quisiste comerlas o te disgustaban por el olor que despedían mientras se cocinaban. Sin embargo, a pesar de estos pequeños inconvenientes, te las servían  por una buena razón: por ser uno de los alimentos más saludables del mundo, haciendo de ellas una necesidad para toda dieta.

Esos pequeños vegetales que parecen mini coles están llenos de vitaminas y minerales que pueden hacer maravillas para tu salud y para tu sistema inmunológico. No solo son altamente nutritivos, sino que también son extremadamente versátiles y se pueden preparar de diferentes maneras. Esto significa que tienes una variedad de opciones para agregarlas a tu dieta, por lo que nunca te aburrirás con estos vegetales perfectamente fabricados por la naturaleza.

¿Qué son las coles de Bruselas?

Coles de Bruselas, coliflores y otros vegetales

Las coles de Bruselas no solo parecen mini-coles; en realidad son miembros del grupo de coles Gemmifera. Estas coles se cultivan por sus cogollos comestibles y pueden haber recibido su nombre de Bruselas, Bélgica, donde se cree que se originaron y son muy populares. Los antepasados ​​de los brotes modernos de Bruselas probablemente se cultivaron en la antigua Roma, pero los brotes que conocemos y amamos hoy probablemente se cultivaron ya en el siglo XIII en Bélgica. Las coles de Bruselas, una pequeña hortaliza de hoja, contienen proteínas, vitaminas, fibra y muchos más nutrientes.

Un producto básico de Bélgica desde hace muchos años, las coles de Bruselas han encontrado popularidad debido a su alto valor nutricional y versatilidad en la cocina.

Valor nutricional y beneficios para la salud

Las coles de Bruselas están llenas de nutrientes

Las coles de Bruselas pueden ofrecerte una excelente fuente de nutrientes. Llenas de cosas buenas que le da la naturaleza, son excelente para mantener la salud y el bienestar. Cuando están crudas, las coles de Bruselas son una excelente fuente de vitamina C y K y contienen buenas cantidades de vitaminas B, como la vitamina B6, los ácidos fólicos y otros minerales esenciales. También son una buena fuente de proteínas, fibra dietética y sin colesterol. Al igual que las coles, pueden causar un intestino hiperactivo si se come demasiada cantidad, por lo que es importante comerlas con moderación. Más que hacer que tu intestino funcione regularmente, también pueden causar gases e hinchazón si se comen en exceso.

Las coles de Bruselas también son una gran fuente de vitamina A, que es un antioxidante necesario para mantener saludables las membranas mucosas, la piel y promover una salud ocular óptima. Se sabe que los alimentos y vegetales ricos en vitamina A ofrecen protección contra algunos tipos de cáncer, como la cavidad bucal y el cáncer de pulmón. El alcance de la protección contra el cáncer en las coles de Bruselas todavía se investiga ampliamente, pero los hallazgos prometedores sugieren que esta verdura ayuda a combatir los agentes causantes de cáncer y además de limpiar el cuerpo de muchas toxinas.

Las coles de Bruselas también son una de las principales fuentes vegetales de vitamina K, que es muy buena para la salud ósea y para prevenir enfermedades y trastornos de los huesos como la osteoporosis.

Además de estos nutrientes, las coles de Bruselas son una excelente fuente de los siguientes minerales: cobre, hierro, manganeso, calcio, potasio y fósforo.

A diferencia de algunos granos y otros alimentos de origen vegetal, las coles de Bruselas no se usan necesariamente para problemas específicos. Esto se debe a que son muy ricos en vitaminas y minerales, y que simplemente son una adición muy nutritiva a cualquier dieta.

Como ya se mencionó, las coles de Bruselas ayudan con varios problemas de salud y brindan al cuerpo el apoyo que necesita para desarrollar huesos fuertes, eliminar toxinas y radicales que causan cáncer, regular el metabolismo, promover músculos fuertes, oxigenar la sangre y mucho mucho más. Son súper alimentos vegetales que promueven salud y bienestar óptimos.

Cómo se las prepara

Quiche de coles de Bruselas

Añadir coles de Bruselas a tu dieta es increíblemente fácil porque se pueden preparar de muchas maneras diferentes. Asados en el horno, salteados, horneados y rallados, brotes al queso parmesano, apanados y brotes crudos son solo algunas formas de preparar estos vegetales. Hay muchas recetas de asados ​​al horno que se pueden hacer con tocino desmenuzado, cebolla y ajo fresco.

También se pueden agregar a sopas, ensaladas, guisos, platos de pasta, panes de verduras y se pueden usar como aderezo para aves y pescados. La verdad es que no hay una manera correcta o incorrecta de cocinarlos, ¡así que mejor encuentra una receta que te intrigue y comienza a cocinar!

Creado por la naturaleza y dedicado a ti

Aunque las coles de Bruselas pueden haber ganado una mala reputación cuando eras niño, ahora puedes mirarlas con nuevos ojos. Estos pequeños vegetales son totalmente buenos con muchos beneficios para tu organismo y tu bienestar. Cuando se comen con moderación, estas bellezas te mantienen regular, te hacen sentir bien y te inspiran para crear dietas saludables y disfrutar de sus beneficios para tu salud.

Todas las imágenes son de Pixabay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *