Perfil De Riesgo Para La Diabetes Tipo 2

 

Macarons con demasiada azúcar

La prevalencia de la diabetes tipo 2 está aumentando en la mayoría de los países a medida que la obesidad se vuelve más común. La obesidad y la diabetes tipo 2 están relacionadas, pero algunas personas tienen el Tipo 2 sin ser lo que se considera medicamente obesos, y algunas personas se vuelven obesas sin la diabetes Tipo 2. Entonces, ¿cuáles son los otros factores de riesgo? ¿Qué tipo de personas tienen más probabilidades de tener diabetes tipo 2?

Una dieta pobre

Dieta alta en azúcares

Un órgano en tu organismo llamado páncreas libera un químico llamado insulina para ayudar a tu cuerpo a descomponer los azúcares que utiliza como combustible. La diabetes tipo 2 se produce cuando tu cuerpo se vuelve resistente a la insulina, o cuando tu páncreas no produce suficiente insulina para satisfacer las necesidades de tu organismo.

En cualquier caso, esto puede ser el resultado de una dieta que es consistentemente alta en azúcares, especialmente azúcares procesados ​​como los que provienen de refrescos, dulces y algunos productos horneados. Es por eso que la diabetes tipo 2 a menudo está relacionada con el sobrepeso.

Cuando tienes diabetes tipo 2, puede serte difícil encontrar comida saludable que no estropee el azúcar en la sangre ni complique la cantidad de carbohidratos. Afortunadamente, hay algunas opciones sabrosas y saludables. Ya sea que estés buscando algo para llevarte al trabajo para cuando te apetezca comer algo, comer a diario en tu casa o comer cuando tengas invitados a cenar.

Actividad Física Baja

Sin actividad física

Debido a que la actividad física causa que tu cuerpo use energía, hace que se reduzca el azúcar en la sangre. Como resultado, la falta de actividad física puede contribuir al aumento constante del azúcar en la sangre que puede llevar al Tipo 2. La actividad física es importante para todos, pero si tu tienes otros factores de riesgo que te hacen más propenso a tener Tipo 2, debes esforzarte un poco más para mantenerte activo.

Genética

Desafortunadamente, el exceso de azúcar y la falta de ejercicio no son las únicas cosas que pueden causar la diabetes tipo 2. El tipo 2 también tiene un componente genético. Esto significa que si tienes parientes o hermanos que tienen el Tipo 2, es más probable que tu también lo tengas. La predisposición genética para el Tipo 2 también es más común entre ciertos grupos étnicos, incluidos los nativos americanos, afroamericanos, asiáticos americanos, isleños del Pacífico y latinoamericanos. Los hombres también son más propensos que las mujeres.

Debido a que el Tipo 2 es genético, pero también es causado por un estilo de vida sedentario y una dieta deficiente, y las familias a menudo tienen estilos de vida similares, a menudo es difícil saber si el Tipo 2 en un miembro de la familia es un indicador social o genético.

Edad

En personas adultas mayores la diabetes es frecuente

La diabetes tipo 2 solía llamarse “comienzo de diabetes en adultos” para separarla de la diabetes tipo 1, que es causada por diferentes cosas y generalmente se diagnostica en la infancia o la primera infancia. Si bien el tipo 2 se diagnostica cada vez más en los niños debido a una dieta deficiente y poca actividad física, todavía se diagnostica con mayor frecuencia en adultos. La mayoría de las personas diagnosticadas con Tipo 2 se diagnostican después de los 45 años.

Esto se debe en parte a que, después de la mediana edad, la mayoría de las personas comienzan a disminuir sus niveles de actividad física, lo que, como se mencionó anteriormente, conduce a un mayor nivel de azúcar en la sangre que puede hacer que el Tipo 2 sea más común. La edad avanzada también trae sus propias complicaciones médicas que pueden hacer que la enfermedad sea más probable.

Si bien el tiempo no puede retroceder, tu puedes hacer que la aparición del Tipo 2 sea menos probable o menos grave en tu vejez manteniendo una dieta saludable y manteniéndote lo más activo posible durante el mayor tiempo posible.

Es cierto que el Tipo 2 es más común en personas con sobrepeso y poco activas. Desafortunadamente,  esto hizo que se creyera que la enfermedad era una enfermedad estrictamente social que nadie la tendría si simplemente tuviera la fuerza de voluntad para comer mejor y moverse más.

Si bien estos cambios en el estilo de vida son importantes para prevenir o controlar la diabetes tipo 2, también es importante que las personas comprendan que hay otros factores de riesgo del tipo 2 que no se pueden cambiar. Puedes y debes tratar de comer bien y moverte a menudo para disminuir tus posibilidades de contraer la enfermedad, pero ya seas hombre o mujer, tu edad, tus antecedentes familiares, tu origen étnico son factores de riesgo con los que  tienes que vivir.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *