4 Maneras De Mantenerse Mentalmente En Forma

Mentalmente activa

Frecuentemente nos vemos atrapados en la rutina diaria de cuidar de todo y a todos, y nos olvidamos de cuidarnos a nosotros mismos. Fácilmente no prestamos atención a lo que comemos, tampoco hacemos ejercicio o estimulamos nuestros cerebros. Todo esto es una necesidad que casi siempre pasamos por alto.

Al igual que nuestros cuerpos necesitan ejercicio para mantenerse juveniles y en forma, nuestros cerebros también necesitan un buen entrenamiento diario para garantizar que nuestras células cerebrales permanezcan sanas y vibrantes durante muchos años. Sentirte proactivo respecto a tu salud y tomar las cosas en tus propias manos puede significar la diferencia entre envejecer con gracia o marchitarse.

Mantenerse mentalmente saludable nos permite estar atentos, administrar eficientemente nuestras relaciones y enfrentar los desafíos y el estrés. También te ayuda a conectarte contigo mismo como persona y te permite enorgullecerte de ti y de tus habilidades.

Sigue leyendo para obtener 4 ideas sobre cómo mantener tu mente estimulada:

1. Búsqueda de conocimiento

Se han realizado numerosos estudios sobre la correlación entre la cantidad de conocimiento que te rodea y el bienestar de tus funciones cognitivas.

Hoy en día, la información se puede conseguir con solo tocar un botón, lo que te brinda la oportunidad de sumergirte en un océano de libros, podcasts, artículos e incluso juegos mentalmente estimulantes, como rompecabezas, sudokus, crucigramas, búsqueda de palabras y una amplia gama de otras cosas.

Cuando aprendes algo nuevo, o participas en cualquier tipo de actividad mental, construyes nuevas vías neuronales en el cerebro, y cuantas más conexiones tenga cada una de nuestras neuronas con otras neuronas, más perceptivos estaremos.

2. Forma hábitos saludables

Joven leyendo

Incluso la tarea de escribir tus objetivos te ayuda a mantenerte mentalmente alerta. Te da algo para planificar y esperar. También te mantiene involucrado en algo que estimula tus células cerebrales y da una salida a tus emociones.

Procura probar algo nuevo cada mes, como un nuevo pasatiempo o una nueva rutina de ejercicios. Prueba leer un libro diferente cada semana o comer en un restaurante nuevo de vez en cuando.

Estas tareas mantienen tu mente alerta, principalmente porque estás participando en el proceso de aprendizaje y, además, porque estás saliendo de tu zona de confort. Todos estos factores te ayudan a aumentar los niveles de concentración, así como de confianza en tus habilidades para probar cosas nuevas y conocer gente nueva.

3. Ejercicio, preferiblemente al aire libre.

El ejercicio regular libera, “sientes buenas hormonas” en el torrente sanguíneo, lo que aumenta tu estado de ánimo y eleva tu memoria y tus niveles de concentración.

Mezclar estilos de entrenamiento o probar una nueva ruta para correr ayuda a formar nuevos patrones en tu cerebro, lo que significa más vías neuronales y menos deterioro cognitivo. Para aprovechar al máximo el ejercicio, intenta hacer tu entrenamiento en el parque más cercano donde puedas conectarte más con la naturaleza, respirar un poco de aire fresco y obtener una dosis saludable de vitamina D.

La vitamina D es conocida por su capacidad para prevenir la depresión. Además, cualquier tipo de actividad física ayuda a eliminar la niebla cerebral, aumentar los niveles de energía y aliviar el estrés.

4. Manejar el estrés

Hombre que sufre de estrés

Todos lidiamos con el estrés y la ansiedad a diario. Pero cuando los niveles de cortisol (la hormona del estrés) no se controlan, comienza a afectar el bienestar general. Es por eso que es inteligente invertir unos minutos cada día en liberar esa tensión negativa que regularmente genera el estrés. Puedes hacerlo meditando, practicando mindfulness, yoga o haciendo oración.

La terapia también es una excelente manera de expresar tus emociones en un entorno constructivo y sin prejuicios que te permite reservar tiempo para tus necesidades. Sea cual sea el medio que prefieras, el objetivo es mejorar tu estado mental mientras adquieres una sensación de serenidad y control sobre tus emociones y tu felicidad mental.

Todas las imágenes son de Pixabay

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *